La nueva economía y el turismo responsable: abriendo los caminos.

//La nueva economía y el turismo responsable: abriendo los caminos.

La nueva economía y el turismo responsable: abriendo los caminos.

 

El pasado mes de abril estuvimos en el NESI Forum de Málaga, conociendo a los protagonistas la llamada New Economy and Social Innovation‎y compartiendo las tendencias de este movimiento a nivel internacional. Ha sido un evento muy inspirador e intenso, en el que conceptos como: la banca ética, la economía social y solidaria, la economía azul, la economía verde, la economía colaborativa, el triple balance o la economía circular flotaban y se entremezclaban en las cabezas y los corazones de todos. Para nosotros es importante saber qué hay detrás de cada concepto, y cómo podemos aprovechar lo mejor del mismo para que el turismo responsable que promovemos sea aún más social y solidario.    

En Málaga hemos visto muchas experiencias de éxito en innovación social. A través de las mismas hemos confirmado nuestra visión de que otra economía es posible, y estamos determinados a llevarlas al sector turismo. Tuvimos la oportunidad de presentar algunos de nuestros proyectos en la sesión: “Co-creando el turismo sostenible y colaborativo”, en el marco del intercambio de experiencias y buenas prácticas del NESI Forum. En esta sesión tuvimos ocasión de debatir fenómenos como la masificación de los centros históricos, la turismofobia, la gentrificación y el impacto de la economía colaborativa en el turismo urbano, entre otros; en todo momento estuvimos acompañados por el Ayuntamiento de Málaga y AirBNB, bajo la moderación de Ouishare. Además, tuvimos la ocasión de presentar algunos de nuestros proyectos, entre los que destaca el proyecto Cosme EU SENINTER, centrado en el turismo responsable intergeneracional ligado al patrimonio local. 

Junto a SANNAS, la Red Española de Empresas por el Triple Balance a la que pertenecemos, apoyamos a varios de nuestros socios de las “empresas con valores”, que presentaron los avances en la herramienta de medición triple balance que están desarrollando internamente.   Entre unas seiscientas personas de todo el mundo hemos conocido empresas, ONGs e individuos que trabajan cada día para cambiar y provocar el cambio. Nos hemos quedado con una bonita sensación pero ahora nos toca actuar, y pronto.

Lo que hemos visto en Málaga ha sido algo así como el arco iris de las economías en vivo, unido a una excelente experiencia humana como es habitual cada vez que visitamos esta ciudad. El listado de personas e instituciones a las que agradecer esta experiencia sería larguísimo y no ha lugar, pero seguro que casi todos irán apareciendo en nuestros proyectos tarde o temprano.

De momento estaremos presentes en el evento UNIVERSSE en Atenas del 9 al 11 de junio, donde buscaremos los vínculos estratégicos y operativos entre la economía social y solidaria y el turismo responsable en Europa.  A Atenas iremos en nombre de EARTH-ISTO, añadiendo los parámetros del turismo social y buscando dos objetivos claves: que el turismo sea cada vez más sostenible para aquellos que ya tienen acceso a él, y que las capas sociales más desfavorecidas puedan acceder a disfrutar del turismo en las mejores condiciones.  

Nos queda claro que la nueva economía y la sostenibilidad, mejor juntas, son claros factores de generación de empleos cualificados y de oportunidades de negocio en el turismo para las generaciones actuales y futuras.  Para ello necesitamos dejar de hacer dos cosas que vemos cada día: no demonizar de oficio las formas y productos del turismo tradicional (los cruceros son un caso paradigmático en este sentido), y tampoco ensalzar de oficio las nuevas formas de turismo ligadas a las nuevas economías. No toda la economía colaborativa, por ejemplo, es buena para el turismo y para los destinos “per se”. Por ello hay que establecer marcos regulatorios muy claros y reglas de juego iguales para todos, con el bienestar del ciudadano local y de sus entorno natural y cultural siempre en el punto de mira de las medidas.

Ambos campos, la tradición y la innovación en las formas de hacer turismo, tienen aspectos positivos y negativos que tenemos que resolver, que además van a tener que convivir amigablemente durante muchos años más en un destino que recibe los archi-mencionados  75 millones de turistas y no para de crecer. La economía social y solidaria y todos los demás conceptos de nueva economía antes citados nos han dado algunas pistas sobre cómo hacer mejor las cosas. Seguiremos profundizando en cada una de sus líneas y os lo compartiremos siempre; porque para el turismo no hay un plan B, la sostenibilidad es el único plan.     

2018-10-10T08:58:46+00:00mayo 10th, 2017|Categories: Eventos|Tags: , , , |0 Comments

Leave A Comment